domingo, 4 de abril de 2010

Rodrigo Borja Cevallos

Rodrigo Borja Cevallos

"Llego a la presidencia con las manos limpias, pues no tengo compromiso con nadie. No ofrezco milagros, pero sí garantizo honestidad, austeridad y sacrificio"(Mensaje en la asunción del Mando).
Rodrigo Xavier Borja Cevallos, político y jurista ecuatoriano, nació en Quito el 19 de Junio de 1935, en el seno de una familia acomodada de la capital. Realizo sus estudios primarios y secundarios en el Pensionado Borja y en el Colegio Americano de Quito, posteriormente siguió la carrera de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Central del Ecuador y en 1960 saco el doctorado en Jurisprudencia. Siendo estudiante fue presidente de la Asociación de Derecho de la UCE y ejerció el periodismo en la radio HCJB, la Voz de los Andes, y en el importante diario El Comercio de Quito. Antes de cumplir 27 años fue electo diputado al Congreso Nacional por pichincha, en la lista del partido liberal. Debido a un golpe de estado al gobierno de Arosemena Monroy, tuvo que dejar su función y se dedico a la docencia de Ciencias Políticas en la UCE. Luego formo parte de la Comisión Especial de Abogados encargada de asistir a la Asamblea Constituyente. En 1968, crea el partido Izquierda Democrática. En 1984 perdió las elecciones frente a León Febres Cordero, pero en 1988 gana las elecciones frente al candidato por el PRE Abdala Bucaram Ortiz.

Periodo:

Período presidencial: 10 de agosto de 1988- 10 de agosto 1992

Partido: Izquierda Democratica

Primera dama: Carmen Calisto Ponce.

Vicepresidente: Luis Parodi Valverde.

Características del entorno
Durante el gobierno neoliberal de Febres Cordero, Borja criticaba sus políticas y apostaba por un plan expansionista, socialdemócrata clásico, una política redistributiva de la riqueza nacional, un programa de inversiones públicas generadoras de empleo, incentivos al consumo y la elevación de la producción interna, que desarrollara las tímidas reformas realizadas por el Gobierno saliente de Hurtado. A lo que Febres Cordero contesto tachando a Borja de “incapaz” dedicado a “escribir libritos” y dispuesto a importar para el Ecuador un modelo económico que había “fracasado en todo el mundo”. Y a lo que Borja, a su vez respondió, tildando al empresario de “explotador” y desarrollo una fuerte oposición parlamentaria. En su tercer intento presidencial Borja demostró ser la fuerza política mejor estructurada, más disciplinada y con la doctrina más perfilada del país. Ahora su lucha era contra Abdala Bucaram, guayaquileño representante del PRE y un controvertido personaje que había dado mucho que hablar como empresario privado e intendente de la Policía de la provincia de Guayas, mismo que apoyo a Borja frente a Febres Cordero en las elecciones de 1984., Sin embargo durante la campaña lo ataco declarándolo ateo, alcohólico y “esperma aguado”. Los comentaristas políticos dijeron que Borja no impuso una discusión programática durante la campaña electoral y fue arrastrado al intercambio de injurias y golpes bajos, en los que Bucaram era maestro insuperable.




El 31 de enero de 1988 Borja se destacó con el 24,5% de los votos sobre sus nueve contrincantes y en la segunda definitiva ronda del 8 de mayo venció a Bucaram con el 54% de los sufragios. En esta ocasión, todo el arco político, desde la extrema izquierda hasta la derecha pro empresarial de la Sierra, cerró filas con Borja; para sus enemigos políticos, el dirigente socialdemócrata, con su ideología conocida, su sobriedad, su reluctancia a las zalamerías populistas y su talante político absolutamente identificado con los usos y formas de la democracia, era mucho más poderoso y valioso que un pretendiente presidencial de verbo desgarrado y doctrina nebulosa. En los comicios al Congreso, la ID fue representada por 31 legisladores, el número más alto conseguido por un partido desde la restauración democrática en 1978.

Por otra parte en el país el CEPE se convertía en Petroecuador y la inflación llegaba al nivel más alto con un 75.6%.

Principales obras del gobierno

Inauguró varias obras que quedaron inconclusas en el Gobierno Anterior de León Febres Cordero Rivadeneira y continuo otras. Sin embargo, ejecuto muy pocas de las obras que ofreció durante su campaña, por lo que en 1991, Guayaquil reclama la entrega de dichas obras que comprendía la ampliación de la av. 25 de Julio, la perimetral y la carretera Ibarra. San Lorenzo. En 1988 reinstauro el sistema de mini devaluaciones con ajustes progresivamente mayores a fin de combatir la inflación, bajo este sistema las exportaciones de flores, melones, piñas, tabaco y productos industrializados crecieron un 25% en 1991 y para 1992 estas exportaciones alcanzaron mas de tres mil millones de dólares. En 1989 firma la Ley del Régimen Tributario Interno y en el mismo año la inflación alcanzo el 75.6% de promedio anual. Sin embargo para 1992 esta cifra había sido reducida al 51.9%. Pago montos simbólicos de la deuda comercias y autorizó la conversión de la deuda externa para inversiones sociales En el año 1990, expide la ley de Reforma arancelaria, en la que estos se reducen para favorecer al comercio y combatir al contrabando e inicia su plan de alfabetización. Aumento la reserva monetaria internacional de 320 millones de dólares en el 88 a 455 millones de dólares en el 92. De esta manera, la economía que había estado estancada por tres años, creció en 1991 en un 4.4 % gracias a las recuperaciones manufactureras y al dinamismo del sector agrícola.

Estrategia de comunicación política
Borja dio su mensaje de asunción al Poder frente a siete presidentes de países amigos y 1.850 invitados de variada procedencia, entre los que se encontraban políticos, empresarios, escritores y artistas. Su mensaje titulado "Paz y Unidad" enunció cuatro propuestas básicas: el desarrollo político que ayudaria a abrir canales de participación en la toma de decisiones; el restablecimiento de la economía mediante un programa de emergencia y políticas de empleo intensivo, reglas de juego claras, seguimiento de la inflación, crédito para producir y democratización del crédito; el rescate de la moral pública de modo que la palabra del presidente fuera revalorizada; y la búsqueda de una "paz con dignidad" en el asunto territorial. Por lo que asignó a las Fuerzas Armadas un el objetivo de desarrollo económico social. Vinculó, además, la seguridad nacional con el respeto a los derechos humanos al afirmar que "Un Estado es seguro cuando es capaz de garantizar los derechos humanos de sus habitantes". Su mensaje concluyo diciendo "Firmo hoy, con el puño y letra de nuestro pueblo un convenio a largo plazo con la esperanza”.

Toca su campaña estuvo acompañada del naranja intenso que característico del partido Izquierda Democrática. En sus discursos se mostraba sincero y simple, lo que hizo que obtuviera confianza y apoyo del pueblo. Participo en álgidos debates frente a sus opositores León Febres Cordero y Abdala Bucaram.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada